Porque nacimos?

Buena parte de lo que ocurre en el mundo de la academia, la investigación y la tecnología, se publica en idioma inglés. Por eso hemos dedicado largo tiempo a seguir un buen número de los centros de estudios más representativos en los cinco continentes, principalmente en los Estados Unidos.

Consideramos que el desconocimiento de esos enormes flujos de información explica  parte del atraso educativo que sufren los países de habla hispana. Es el motivo que nos ha impulsado a construir un puente de divulgación, como una manera de colaborar en la transferencia de valiosos conocimientos.

De esta forma deseamos contribuir a acelerar  la llegada de un poco de ese enorme  caudal de conocimientos, a alumnos y profesores latinoamericanos, ofreciéndoles  breves reseñas y pistas sobre la actualidad científica y técnica, en múltiples campos.  Sabemos de antemano, que es de tal magnitud la tarea, que en nuestro caso es como rociar con unas cuantas gotas de agua, un terreno árido. 

Que deseamos?

Servir, al mismo tiempo, de faro y de puente,  con aquellos núcleos de gente estudiosa, que desea estar mejor informada y en la onda de la actualidad.  En nuestro horizonte se encuentran el estudiante que quiere llevar a cabo la mejor tarea; el profesor que entiende que si no se actualiza, poco le puede ofrecer a sus estudiantes; los rectores y decanos  que requieren ajustar el pénsum, a las necesidades de hoy. Se trata en fin, de ofrecer insumos que puedan ayudar a  enfocar la enseñanza,  hacia unos  jóvenes que enfrentan  un mar de expectativas,  generalmente sin carta de navegación, en un mundo de por sí bastante  incierto.

También nos interesa llegar a los dirigentes públicos y privados, pues de sus decisiones depende en buena parte la formación del recurso humano, como motor principal del desarrollo.  

No pretendemos, de ninguna forma,  ser o parecer, un medio de divulgación científica, campo complejo que dominan unas minorías, con unos ya bien acreditados  sistemas de información.

Adicionalmente, estamos abiertos y atentos a recibir iniciativas que contribuyan a mejorar nuestros contenidos, y especialmente a tejer una red que envuelva a muchos de los interesados en la evolución del mundo académico, por un continente más ilustrado, más humano, más cooperativo, y sostenible.

“Nuestros institutos – aunque funcionen exactamente como se pretende- no pueden enseñar a nuestros hijos, lo que hay que saber hoy día. No se trata de un accidente o un fallo del sistema: es el propio sistema”: 

 Bill Gates, (2005), tomado del libro de Alvin y Heidi Toffler “La Revolución de la Riqueza”

***   2017   ***