La historia de la primera turbina de avión, contada por uno de sus ingenieros

Josep Sorota, ingeniero, 96 años

En pleno apogeo de la Segunda Guerra mundial, en 1941, Inglaterra pidió ayuda a los estados Unidos, para construir motores de avión ante la escalada de los bombardeos nazis. Josep Sorota, por la época era un joven estudiante que iba a clases nocturnas a la Universidad de Northeastern, en Boston. Le encantaba la mecánica y a los 7 años ya arreglaba relojes.
Sorpresivamente recibió una visita del FBI que lo convirtió en un empleado de la compañía General Electric GE. La empresa había sido elegida para emprender el proyecto a cargo del Departamento de Guerra, por su experiencia en el manejo de materiales de alta resistencia al calor, y sus desarrollos de turbinas para hidroeléctricas y motores para barcos.
A sus 96 años Sorota, en su casa de retiro en la Florida, cuenta su interesante historia.

Ver:
http://www.gereports.com/the-story-of-the-1st-us-jet-engine-the-hush-hush-boys-wanted-to-win-the-war-but-they-ended-up-shrinking-the-world/

Se el primero en comentar

Tu Opinión es importante

Your email address will not be published.


*